Logonew3

Martes, 04 Agosto 2015 00:00

El 17 de julio de 2015, ha fallecido nuestro congregante y amigo don Ángel Fontcuberta, sacerdote.

Nota necrológica del Presidente de la Real Congregación.

Queridos congregantes y amigos.

VITORIA 19042015 CON ANGEL FONTCUBERTATodavía conmocionado por el repentino fallecimiento, el pasado viernes día 17, de nuestro querido hermano congregante y amigo Ángel Fontcuberta, sacerdote, quiero manifestar en nombre de la Real Congregación del patrono de Madrid a la que represento y en el mío propio, el enorme dolor que ha supuesto para todos nosotros su pérdida.

Como se suele decir, ciertamente le ha llegado la hora de las alabanzas, pero tengo la seguridad de que él se sentía querido por todos nosotros, por su congregación de san Isidro, y por tanto, su alabanza no se compone de palabras vacías y retóricas, sino que salen de lo más profundo del corazón, al haber tenido la enorme suerte de convivir con él y haber gozado de su amistad, cercanía y apoyo pastoral.

Siempre nos rodeó y disfrutamos de su amabilidad, de su disponibilidad, de su cercanía, de su humor con chispa, en definitiva un amigo con mayúsculas, de los que hay pocos. Esa fue su grandeza y de la que gracias a Dios, nos beneficiamos.

Una de las primeras Eucaristías que se han celebrado por su alma, fue la Misa mensual de nuestra Congregación, el pasado sábado por la tarde, en la que todos unidos, con dolor humano y esperanza cristiana, rezamos por su eterno descanso, pidiendo al Señor que por intercesión de la Santísima Virgen y de nuestro santo matrimonio, acoja su alma con todo amor y misericordia. Él fue el que nos unió fraternalmente en la Eucaristía y en el Camarín sepulcral de los santos y en la posterior meditación en la Capilla de la Inmaculada. Estábamos consternados, con lágrimas, pero él logró unirnos como hermanos en la oración.

Es conocida la gran devoción que profesaba por san Isidro y por santa María de la Cabeza, estando enormemente entrañado con nuestra congregación. Estamos recibiendo numerosas muestras de condolencia de hermandades de toda España, pues cada año nos acompañaba en el Encuentro Nacional y era muy apreciado y querido por todos.

Su falta nos deja un enorme hueco, imposible de reemplazar, pero también nos deja su recuerdo permanente que siempre nos acompañará, estando seguro de que intercederá por todos nosotros, y por eso os pido que no dejemos de rezar por su alma, incluyéndolo en nuestras oraciones.

También estoy seguro de que si él nos quería y hablaba bien de nosotros, pues estaba a gusto, cómo, ahora junto al Señor, a la Santísima Virgen, nuestra protectora y a nuestros santos labradores, no va a seguir hablando bien de nosotros y teniéndonos presentes.

Por tanto, a él nos encomendamos, para recibir su ayuda.

Señor, dale a Ángel el descanso eterno y que brille para él la luz eterna. Descanse en paz.

Desde la emoción y el recuerdo a Ángel, para todos, un abrazo fuerte con todo afecto.

 

Luis Manuel Velasco Sáinz

Teniente de Hermano Mayor - Presidente
Real Congregación de San Isidro de Madrid

Visto 1512 veces Modificado por última vez en Martes, 04 Agosto 2015 18:55